martes, 13 de agosto de 2013

Veintisiete.

La mañana estaba fresca. El viento bailaba suave y delicadamente. Las nubes ocultaban el brillo del sol a pesar del triunfo legendario de Yelena Isibayeva.
En twitter, según mi país, Fidel Castro y Rafael Caro Quintero eran Trending Topic; el primero por su cumpleaños número ochenta y siete, el segundo porque la sociedad reclama justicia a algo que yo no encuentro sentido debido a que "pagó" con la mayor condena posible de aquel tiempo. Ojo, admiro a Castro Ruz, a Caro sólo lo considero una estadística más del arcaico sistema penitenciario de mi país.
Repentinamente sale el sol; comienzan los cánticos alusivos al momento, los abrazos, los regalos. Las rebanadas de pastel, las risas y mi discurso de agradecimiento. Las llamadas telefónicas y los mensajes de texto no podían dejar de estar presentes.
Otra vez tu recuerdo incesante en mi mente. Me doy cuenta de que nunca nadie me sonrió así, que tu sonrisa enamora a cualquiera. Sin embargo, seguir adelante no es la única opción pero si es la mejor decisión. Nunca es tarde para ponerse las pilas: espera de mí lo que recibo de ti.
Y llegó la noche. La estrella más bella rítmicamente brillaba en el firmamento y le pregunté: ¿y nuestras conversaciones? La respuesta sólo fueron más sonrisas, anécdotas y rebanadas de pastel. Sonreí y me dije a mí mismo: aún no termina el día, ¡felices veintisiete, Carlos! Primera vez que no llueve en tu cumpleaños.

10 comentarios:

  1. Hola Carlos, tardé un poco en venir a visitarte, pero caí justo para la semana de tu cumpleaños. ¡Mil felicidades y hermosa edad los 27!
    Muy interesante tu blog, volveré por aquí cuando reinicie mi actividad bloguera, este mes hice un alto para tener más tiempo para escribir.
    ¡Abrazo y nos vemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mirella.
      En ocasiones viene de maravilla el darse un tiempo y "despejar" la mente haciendo otras actividades.
      Seguimos en contacto. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues felices sean y que lleguen muchos más!!!

    ResponderEliminar
  3. ¿27? Ya quisiera tener 27 para deshacer el mundo.

    Felicidades por tres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Considero que no hay edad para deshacer el mundo aunque será de diferentes maneras. Ya te contaré cómo me va en semejante "tarea". Jajaja.

      Gracias, Malque. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola!!! Acabamos de encontrar tu blog y te seguimos desde ahora :D Ojalá que también te guste nuestro espacio!

    Un abrazo muy fuerte de parte de los tres!! :)
    www.melodiasporescrito.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Mucho éxito en su proyecto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Que entrada tan bonita! ¡Felicidades bastante atrasadas! Pero mejor tarde que nunca.. Me encanta como escribes

    ¡Te sigo! Te espero por mi blog

    - Sonreír desde dentro -

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Irene! Muchas gracias.
      Seguimos en contacto.

      Saludos.

      Eliminar