lunes, 24 de junio de 2013

Prometo.

Prometo almacenar tu sonrisa en la mejor parte de mi ser y guardar tu recuerdo en cada atardecer.
Prometo no ser tan necio e insistente; ignorar lo pasado y anestesiar el presente.
Prometo parar de hacer lo que no hice en el momento; a partir de ahora lo haré sólo con el pensamiento.
Prometo no soltar más lágrimas bajo la lluvia; que las nubes descarguen limpiamente su furia.
Prometo, esporádicamente, mencionarte en algún texto porque, para no hacerlo, aún no encuentro pretexto.
Prometo pedirle a la luna que te cuide en mi ausencia, que aunque ésta será larga, ella sabrá recordarte mi presencia.
Prometo que de esta ruina olvidaré lo malo para siempre, vivir a diario como en cualquier día de septiembre.
Prometo disimular que eres el instante que dura una eternidad en mi alma aunque, en el intento, mil veces pierda la calma.
Prometo autorizar que cada una de estas letras, se encarguen de cumplir lo que el corazón intenta.