miércoles, 30 de mayo de 2012

Te veo en agosto.


¿Recuerdas aquel "te veo en agosto"?
Estábamos en ese lugar donde solíamos gritar y nadie se quejaba. Ese "te veo en agosto" que, posteriormente, desató un intento efectivo de risas. Esas risas que nos llevaron a trepar a un árbol. Ese árbol que nos permitió contemplar el sublime atardecer. Ese atardecer que me inspiró a escribirte tantas cosas. Tantas cosas que siempre leíste y, por razones obvias,  jamás te pusieron triste.
Ahora me basta con poder cultivar mi razón y mi intelecto durante el ocaso. Y conforme éste transcurre, obtener un mejor enfoque de la problemática global.

6 comentarios:

  1. Es maravilloso recordar y poder disfrutar de los bellos momentos vividos.

    Abrazos alados, Carlos.

    Y gracias por tu grata visita en mi blog.

    ResponderEliminar
  2. Es bello ese recordar, esas risas, ese trepar al árbol,contemplando el amanecer, ¿pueden haber recuerdos más hermosos?
    Y puede existir algo mejor que cultivar la razón y el intelecto, para ser conscientes de la problemática global,especialmente hoy...

    Gracias Carlos por tus vivitas,no he visto tus actualizaciones, y no se a que es debido, como tampoco se porque no puedes comentar con tu nif, pero hay algún otro amigo como tú que tampoco le es posible.

    Un abrazote y nos vemos por aquí.
    A ver si se soluciona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lore.
      Tú siempre con comentarios tan atinados.
      Abrazos.

      Eliminar