domingo, 19 de junio de 2011

¡Qué buen viernes!

El viernes pasado tuve el privilegio de asistir al teatro y disfrutar, durante dos horas y cuarenta minutos, el concierto de Luis Eduardo Aute en mi ciudad. Digo privilegio porque, en estos tiempos, pagar mas de $400 por una entrada no cualquiera lo hace. No digo que soy una persona pudiente, todo lo contrario, pero haber ahorrado para poder ingresar a semejante evento valió la pena.
Imagino que hubo quien se quedó con ganas de asistir por no poder "conseguir" un boleto de entrada, pero es que con esta crisis ni el ratón Pérez deja un centavo bajo la almohada.

1 comentario:

  1. Seguro y si fue un buenisimo viernes :)
    Y si, es mi cummple,, gracias...



    *Besos

    ResponderEliminar