domingo, 26 de junio de 2011

Impuestos.

Últimamente he escuchado a algunas personas hacer referencia a la vida de hoy en día. Todos coincidimos en que es muy cara. Ironicamente no dejamos de consumir aquello que no es básico para llevar una buena vida. Seguimos comprando artículos cuyo impuesto es muy alto. Un claro ejemplo son: la cerveza, cigarros, papas fritas y otras "porquerías" que no hacen mas que acelerar la degradación de nuestro cuerpo. Con el ritmo de vida que se tiene actualmente, tristemente hemos asociado el consumo  de esas "porquerías" como medida para disminuir el estrés. Seguimos llendo a los partidos de fútbol a pesar del costo de las entradas, cada inicio de temporada compramos la camiseta de nuestro equipo (cabe mencionar que el fútbol de hoy es mas negocio que deporte).
En fin, cada quien vive la vida a su manera, hacemos de nuestro dinero lo que se nos da la gana. Ahora, hagamos conciencia y dejemos de quejarnos de algo que nosotros podemos "remediar".

2 comentarios:

  1. Totalmente cierto, pasa en todos lados lamentablemente.

    ResponderEliminar
  2. Estoy muy de acuerdo con tu reflexión, y me hago cargo de la parte que me corresponde al consumir cosas que, en verdad, no son importantes.
    Un abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar