lunes, 30 de mayo de 2011

¡Ánimo!

Alguna vez oí decir que, cuando uno cae en los excesos, siempre se llega a tocar fondo. Es en ese momento cuando se debe elegir el quedar  hundido o comenzar a expulsar el aire para poder salir a flote. Ese aire tan pesado que está dentro de los pulmones y que impide  llegar nuevamente a la superficie para, de esa manera, comenzar a corregir aquello que se ha hecho mal.
Solamente me queda decir: ¡ánimo! Todo va a estar bien.

jueves, 26 de mayo de 2011

Lo que me provoca Grimsvot.

Al ver las impresionantes imágenes, que hoy en día se han difundido sobre la última explosión del volcán islandés Grimsvot, me viene a la mente que a pesar de que la naturaleza nos muestre su lado peligroso es capaz de generar hermosos paisajes. Y lo mejor: "gratis".

Pensando en lo "gratis" y placentero, me llega el recuerdo de varias sensaciones: la brisa del mar, el viento, el sol sobre el rostro . Todo esto sin ningún costo.

Ojalá algún día podamos dejar de preocuparnos por estar al día respecto a los autos, relojes, celulares, joyas, ropa y demás cosas que, para mi húmilde punto de vista, no son indispensables  para poder llevar una vida plena y placentera. Comencemos a cuidar y dar importancia a esos detalles, que para mucha gente son "insignificates", y a gozarlos porque la vida se va en un instante.

Descanse en paz Leonora Carrington.

martes, 10 de mayo de 2011

Feliz día mamá.

Hoy 10 de mayo se celebra el día de las madres.
No hay palabras para agradecer todo lo que haz hecho por mí, pero quiero aprovechar cada espacio que tengo para decir que estoy orgulloso de tenerte como madre. Sabes tener paciencia y salir de cada bache en el que caes, con esa fortaleza y carácter que solamente tú tienes. Sabes como darnos ánimo, decir palabras sabias justo en el momento en el que las necesitamos.
Tres somos tus retoños y ten por seguro que siempre estarás orgullosa de nosotros. Tú eres mi amor eterno. Gracias por todo mamá.

lunes, 2 de mayo de 2011

Pregunta de respuesta infinita.

Hoy no ha sido el mejor día de mi vida, sin embargo lo he disfrutado.
Mi mente ha estado inundanda de muchas cuestiones. Algunas con sentido otras no mucho.
Pensando en que, muchas veces, me he equivocado aún teniendo la razón me pregunté: ¿cuántos llantos habrá presenciado la luna?