jueves, 10 de marzo de 2011

Lealtad.

Cuando se habla de lealtad lo primero que me viene a la mente es un buen amigo, una gran familia que nunca se perjudicará entre si. También imagino el oficio de los políticos y de los militares que deben ser leales al pueblo y a la patria.

Al vivir ciertas experiencias como:
1.- Enterarte por medio de los medios de comunicación que hay políticos y militares que se venden al crimen y hasta llenan sus arcas robando las contribuciones de toda la población.
2.- Amigos que por lograr lo que desean cambian de parecer en un dos por tres.
3.- Familiares que solamente ven por su propio beneficio.
Podrás darte cuenta que: las palabras se las lleva el viento, no debes confiar ni en tu propia sombra y, quizá con un poco de suerte, solamente el perro de tu propiedad siempre te será leal.
¡Qué lástima!

5 comentarios:

  1. Confío en que este sea sólo un lado de la moneda... confío en que el otro sea todo lo contrario.
    Saludos,
    Ana Rosa

    ResponderEliminar
  2. Esta vez lamento tener que coincidir contigo, Carlos, se viven épocas difíciles.
    Te aseguro que hay días que tengo ganas de patear el tablero y decir unas cuantas cosas en mi espacio, pero yo sería un poco más duro, Creo que pasaría de 1030 seguidores a 10 en un santiamén.
    Te dejo un gran abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué razón tienes!,me ha gustado la entrada...

    Saluditos!

    ResponderEliminar