jueves, 30 de diciembre de 2010

Hasta siempre 2010.

No tengo ganas de escribir, pero creo que es necesario. Disculpen mi falta de ideas.
Positivo: es la palabra con la cual puedo definir el balance de este 2010. Tuve la fortuna de conocer gente nueva, gente que nunca imaginé conocer. Gente que me ha hecho demasiado bien, tantas risas juntos, diversión al por mayor. Incluso tuve reencuentros inesperados que me hicieron recordar que la buena amistad perdura por siempre. De una manera menos importante, hubo personas de las cuales logré alejarme, no tengo duda de que algunas se alejaron de mí por no ser lo que esperaban, pero a fin de cuentas, eso me ha hecho demasiado bien. La buena amistad perdura por siempre.
Son tantas cosas que viví que no resulta fácil describirlas. Se me satura la mente de tantas vivencias. Gracias tí, 2010, reí y lloré, grité y callé, ayudé y afecté, viajé y me quedé, olvidé y recordé. Aprendí que la vida es justa, que nada es para siempre, que incluso lo que uno considera como "el amor de mi vida" siempre tiene un fin, eso es algo brutalmente cierto. Después de meses, retomé mis andanzas por estos lugares, logré que haya seguidores de este blog, cosa que creí muy difícil y les agradezco cada una de sus visitas y, sobretodo, sus comentarios. Las palabras de cada uno siempre me dejan una lección de vida.
No tengo riqueza monetaria, pero doy gracias a Dios por contar con tanta gente buena a mi alrededor: familia, amigos, "ciberamigos" y a los ausentes por haberme dado tantas lecciones. Agradezco infinitamente el haber despertado mas de 364 días durante este año (porque aún falta 1) lleno de salud, el poder contemplar el amanecer y el atardecer. Algo que nunca olvidaré son las noches en que pude ver la luna y las estrellas y de esa manera poder sentirme cono "el principito" de Antoine Marie Jean-Baptiste Roger de Saint-Exupéry.
Nuevamente gracias 2010, por tenerme en tu camino desde el comienzo hasta el final. y deseo de todo corazón que este próximo 2011 esté lleno de salud, amor y éxito para todo el mundo. Dios te bendiga donde quiera que estés.

2 comentarios:

  1. Es un verdadero gusto haberte encontrado en este bello camino de las palabras. Te deseo de corazón un 2011 MARAVILLOSO! Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  2. Carlos V, muy buena reflexión, no debemos estar tan obsesionados por tener ideas, a veces el simple hecho de compartir el afecto es más que necesario.
    Te mando un gran abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar