miércoles, 1 de diciembre de 2010

Diciembre.

Al fin llegaste diciembre. Buenos momentos nos esperan:  familia, buenas amistades y uno que otro detalle, quizá pequeño pero de gran valor sentimental. Tiempo de compartir con nuestros seres queridos, tiempo de ser humildes y valorar a cada una de las personas que nos rodean. No hay mejor momento que éste para poder limar asperezas. Diciembre, dueño del último latido de cada año y así como lo despides das la bienvenida a uno nuevo lleno de esperanza y felicidad.
Bienvenido seas, nuevamente, te disfrutaremos al máximo.

2 comentarios:

  1. Muy cierto, diciembre es un mes donde prima la reflexión y el análisis... y todo lo que venga con ellos.
    Si no te ofendes, voy a agregar un vínculo en mi blog para los que pasan por allí, también puedan leerte.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Gracias.
    Será un placer que me publiques en tu blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar