domingo, 21 de noviembre de 2010

Enésima autobiografía de un fracaso.

Una, dos y tres. Tres veces.
El día de hoy he completado la trilogía mas dolorosa de mi vida. Mis dedos tiemblan al escribir estas palabras, es normal, soy humano.
"Nada es para siempre", no hay una frase mas cierta que esa.
Lo que me disgusta de esto es que noviembre no es un buen mes para mí. De un tiempo para acá,  cuando mi corazón comienza nuevamente a tener alas justamente en noviembre, así como comienza su vuelo, cae y se hace pedazos. Ni modo, tiempos buenos, tiempos malos y no hay de otra mas que sonreír. La vida está hecha de lecciones que debemos superar de una u otra forma pero siempre con la cabeza en alto. No es fácil, pero tampoco es imposible.

2 comentarios:

  1. Hola, muy apesadumbrado lo que escribiste, espero que sea sólo una ficción, pues no es bueno sentirse así.
    Te dejo un cariño y apoyo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Humberto: Así es. Esto es muy triste para mí, algo inesperado.

    ResponderEliminar